domingo, 28 de junio de 2009

BURT LANCASTER

































wikipedia

Burt Lancaster (n. 2 de noviembre de 1913 - m. 20 de octubre de 1994) fue un actor estadounidense, perteneciente al cine clásico de ese país. De fuerte atracción y energía, su figura fue sinónimo del hombre galán y rudo. Su prestigio interpretativo se acrecentó a partir de su colaboración en el cine europeo, especialmente de sus colaboraciones con Luchino Visconti

Biografía

Nació en Nueva York con el nombre de Burton Stephen Lancaster, como uno de cinco hijos de un trabajador de correos. Creció en el Harlem oriental o Harlem Español y pasaba muchas horas en la calle, donde desarrolló su interés y su habilidad por el ejercicio físico y la gimnasia. Más tarde trabajó en el circo, hasta que un accidente le obligó a abandonar esta profesión.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Lancaster actuó en espectáculos del ejército. Aunque al principio la interpretación no le atrajo, cuando volvió del servicio militar intentó ser actor y recibió una oferta para un papel en una obra teatral en Broadway.

No tuvo éxito, pero un agente de Hollywood se fijó en él y le consiguió, en 1946, su primer papel cinematográfico en la película Forajidos junto a Ava Gardner. En esta ocasión sí tuvo un éxito considerable, de forma que intervino al año siguiente en otras dos películas.

A partir de allí, actuó en numerosas producciones, desde dramáticas y de intriga, hasta bélicas y de aventuras. En varias de sus películas de aventuras, que alcanzaron un gran éxito de taquilla, como El halcón y la flecha, El temible burlón y El Pirata Carmesí, le acompañó en el reparto su antiguo amigo y compañero del circo Nick Cravat, también un gran acróbata, y que solía representar personajes mudos, posiblemente debido a que su marcado acento de Brooklyn no entonaría demasiado con las épocas en las que se desarrollaban los argumentos de sus películas.

A mitad de la década de 1950 desafió su propia capacidad de interpretación, aceptando papeles exigentes y variados.

En la mayoría de ellos, el actor, autodidacta, tuvo un gran reconocimiento del público y de los profesionales del cine. De esta forma se convirtió en uno de los grandes actores clásicos de su tiempo, siendo también una estrella del cine, participando en películas que pasaron a ser clásicos del cine como Duelo de titanes (1957) del director John Sturges, El fuego y la palabra (1960) del director Richard Brooks, El gatopardo (1963) del director Luchino Visconti, entre otras.

Recibió en 1960 el Óscar al mejor actor principal, por su papel en El fuego y la palabra, por el que también fue galardonado con un Globo de Oro y el premio de los Críticos de Cine de Nueva York. Fue nominado al Óscar al mejor actor por otras tres películas; De aquí a la eternidad en 1953 del director Fred Zinnemann, El hombre de Alcatraz en 1962 del director John Frankenheimer y Atlantic City en 1980 del director Louis Malle.

En una época más avanzada de su carrera, Lancaster abandonó las películas de acción y se concentró en interpretar papeles de personajes distinguidos, lo cual aumentó aún más su prestigio.

Trabajó en varias producciones europeas con directores como Luchino Visconti o Bernardo Bertolucci. Interesado en papeles exigentes, estuvo dispuesto en más de una ocasión a trabajar por una compensación económica muy por debajo de la habitual si el guión y el director le parecían interesantes. Incluso ayudó a financiar con su propio dinero películas que consideraba de un especial valor artístico. También produjo algunas películas del incipiente cine independiente, ayudando a directores como Sydney Pollack o John Frankenheimer a consolidarse en el mundo del cine. Asimismo, apareció en varias películas producidas para la televisión.

Fue también un defensor de minorías y apoyó financieramente la creación de grupos liberales, lo que hizo crecer el rumor de su posible militancia comunista cuando se opuso al macartismo. Más adelante en su vida fue un opositor a la Guerra de Vietnam. Siendo un defensor de los derechos de los homosexuales, se incorporó a la lucha contra el Sida en 1985, cuando su amigo Rock Hudson adquirió el mal.

Ya avanzada su vejez, dejó de ser persona pública y se retiró de la vida hollywoodiense, puesto que deseaba que se le recordase por su innegable estampa juvenil.

Fue una persona muy celosa de su intimidad. Estuvo casado en tres ocasiones y tuvo cinco hijos de esos matrimonios. Se casó con su tercera esposa ya en el ocaso de su vida, en 1991. A medida que se hizo mayor, su corazón comenzó a fallar, lo que le impidió seguir desarrollando su actividad profesional con normalidad. Tuvo que someterse a una operación a corazón abierto, y un ataque cerebral le obligó a usar una silla de ruedas, quedando parcialmente paralítico. Falleció en 1994, en su casa de Los Ángeles, como consecuencia de un infarto cardíaco. Sus restos se encuentran en el Cementerio Westwood Village Memorial Park de Los Ángeles, California.

3 comentarios:

Madame Minuet dijo...

Preciosas las fotos del Gatopardo. Que gran pelicula, ademas!
La carta me sorprende un poco. Imaginaba al caballero mas aspectado, pero bueno, con eso fue mas que suficiente.

La del duque de Berry me llamó la atencion el modo en que se concentraban sus astros en la zona superior, como en el caso de algunos musicos que habia puesto usted. Parecia la carta de un artista.

Bisous

isthar dijo...

Mme. ayer miré otra vez el Gatopardo, que belleza Claudia Cardinale y él qué hombre tan apuesto, También tengo otra de un hombre que está en la cárcel y estudia acerca de los pájaros.una muy buena película.
En cuanto al duque de Berry, era realmente un artista, y además tenía su gran cuota de violencia.
Estoy buscando en E-BAY una biografía,el personaje, yo lo había colocado hace años en un foro y me había impresionado, su gusto exquisito por el arte, joyas, animales exóticos,en contraste con la violencia. su muerte igual que los hermanos Limbourg se dio en forma repentina y oscura.
Gracias por su grata visita
Besos Isthar

isthar dijo...

En el gráfico de los tránsitos se puede ver claramente el ataque cardíaco. Marte transitando la casa VIII(de la muerte) opuesto a Júpiter natal, repitiendo la oposición natal Marte Júpiter.
besos